Menú Principal
12 de enero de 2021

Presidente Piñera firma decreto que permite a las Fuerzas Armadas apoyar el control de tráfico ilícito de personas

Se trata de la modificación del decreto 265 firmado por el Jefe de Estado en 2019, que permite el apoyo de las Fuerzas Armadas en el control de la frontera en materia de narcotráfico y crimen organizado y que, a partir de ahora, amplía su objeto y permite el control del tráfico ilícito de migrantes y trata […]

Se trata de la modificación del decreto 265 firmado por el Jefe de Estado en 2019, que permite el apoyo de las Fuerzas Armadas en el control de la frontera en materia de narcotráfico y crimen organizado y que, a partir de ahora, amplía su objeto y permite el control del tráfico ilícito de migrantes y trata de personas por pasos no habilitados en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta.

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, junto a los ministros del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado; y de Defensa, Baldo Prokurica; y representantes de las fuerzas de seguridad; firmó este martes un decreto que habilita a las Fuerzas Armadas a colaborar en el control del tráfico ilícito de migrantes y trata de personas en el norte del país.

Se trata de la modificación del Decreto 265 firmado por el Jefe de Estado en 2019, que permite el apoyo de las Fuerzas Armadas en el control de la frontera en materia de narcotráfico y crimen organizado y que, a partir de ahora, amplía su objeto y permite el control del ingreso ilegal por pasos no habilitados en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta.

En una actividad realizada este martes en el Regimiento del Ejército Nº1 Buin, el Jefe de Estado anunció la iniciativa, cuyo objetivo es disponer la colaboración de las Fuerzas Armadas con las autoridades civiles y policiales en las áreas de logística, transporte y tecnología en zonas fronterizas del territorio nacional.

La colaboración debe estar sometida a la decisión política que corresponde al Ministerio del Interior en coordinación con el Ministerio de Defensa, quedando las Fuerzas Armadas en todo momento sometidas a la autoridad civil.

“El objetivo es tener las puertas abiertas, y acoger a la inmigración legal de aquellos que vienen a Chile cumpliendo con nuestras leyes y a aportar al desarrollo de nuestro país. Pero, al mismo tiempo, combatir la inmigración ilegal de aquellos que pretenden entrar a nuestro país sin cumplir con nuestras leyes y sin contribuir al desarrollo de Chile”, dijo el Presidente.

“El Decreto 265 lo que permite en la práctica es que las Fuerzas Armadas puedan colaborar con Carabineros de Chile en el control de las fronteras. Vale decir, poder coordinarse con ellos, poder apoyar a carabineros, poder hacer estrategia y trabajo en conjunto en la frontera sumando más y mejor tecnología para proteger la frontera nacional”, destacó el ministro Rodrigo Delgado.

Una expresión del ingreso ilegal es el tráfico ilícito de migrantes y trata de personas, esto es, cuando terceros facilitan o promueven la entrada ilegal al país, con el ánimo de lucrar. Según cifras de la PDI, el número de imputados por este delito, incorporado al Código Penal durante el primer mandato del Presidente Piñera, aumentó en más de un 25% entre el 2019 y el 2020. Generalmente, esta clase de delitos implica que los migrantes son sometidos a condiciones inhumanas y ponen en riesgo sus vidas para ingresar ilegalmente al país.