Menú Principal
1 de mayo de 2018

Comienza a aplicarse el nuevo Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica para la Región Metropolitana

“Es importante que todos nos comprometamos con este Plan y dejemos atrás esas escenas de cientos de niños y adultos mayores enfermos acudiendo en invierno a los servicios de urgencia”, indicó la Intendenta Karla Rubilar.

Mañana comenzará a aplicarse en la Región Metropolitana el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica para la Región Metropolitana (PPDA). El objetivo general del Plan es cautelar la salud de los ciudadanos de la región, especialmente de aquellos que sufren de enfermedades respiratorias, niños y adultos mayores. Por ello, el Plan contiene medidas que buscan disminuir de forma sostenida -en un plazo cercano a los 10 años- los  niveles de contaminación de la ciudad.

“Cerca de 150 mil personas acuden anualmente a los servicios hospitalarios de la región por enfermedades respiratorias, y muchas de estas tienen una directa relación con la contaminación ambiental. Es importante, por eso, que todos nos comprometamos con el nuevo Plan de Prevención y Descontaminación Ambiental y dejemos atrás esas escenas de cientos de niños y adultos mayores enfermos acudiendo en invierno a los servicios de urgencia”, indicó la Intendenta Karla Rubilar.

Dentro del PPDA destaca la Gestión de Episodios Críticos (GEC), que este año y tendrá varios cambios en comparación a las restricciones que rigieron hasta el año pasado. La GEC busca prevenir la exposición de la población a altos niveles de partículas MP10 y sobre todo MP2,5 en los días de mayor contaminación.

Agregó la autoridad metropolitana que “los efectos de la contaminación en la salud de las personas se relacionan con enfermedades de tipo respiratorio y cardiovascular. La contaminación atmosférica por MP2,5 produce un incremento de este tipo de enfermedades y empeora el estado de enfermos crónicos y grupos de riesgo. El MP 2,5, por su tamaño, viaja profundamente en los pulmones, penetrando en el aparato respiratorio y depositándose en los alvéolos pulmonares, incluso puede llegar al torrente sanguíneo. Además estas partículas de menor tamaño están compuestas por elementos que son más tóxicos (como metales pesados y compuestos orgánicos) que los que componen, en general, las partículas más grandes”.

En relación a la restricción permanente a vehículos catalíticos inscritos antes de septiembre de 2011, ésta comenzará este miércoles 2 de mayo (con el dígito 0) y funcionará de lunes a viernes, en días hábiles (ni sábado, ni domingo ni festivos), de forma correlativa y con un solo dígito de restricción, salvo en las ocasiones en que se decreta emergencia ambiental y se aumenta la restricción a dos dígitos.

Al respecto, la Intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar, señaló que “esta medida fue diseñada por el Gobierno anterior en el plan de descontaminación de Santiago, aprobado en octubre del año pasado. Y a este  Gobierno le  corresponde implementarla. Debido a que la administración anterior no dejó un sello verde para fiscalizar la medida en forma efectiva, decidimos acotarla, con la aplicación de 1 dígito diario y, cuando se aumente, lo vamos a avisar con debida antelación, para que la ciudadanía sepa qué número se suma, aunque se aplicará el dígito decretado para el mismo día de la semana previa de forma de asegurar que los afectados no tengan restricción en los días siguientes”.

Agregó la autoridad metropolitana que la restricción a los vehículos es “dentro del anillo de Américo Vespucio, entre las 7:30 y 21 horas, y no contempla la circunvalación de Américo Vespucio propiamente tal, ni las caleteras ni las autopistas que estén dentro de la circunvalación”. Las multas por infringir esta prohibición pueden alcanzar los 71 mil pesos y se estima que unos 100 mil vehículos no podrán ingresar a esta zona.

En cuanto a las motos fabricadas antes del 1 de septiembre de 2010, estas tendrán dos dígitos de restricción cada día, dentro del anillo de Américo Vespucio.

En una primera etapa la medida será fiscalizada por Carabineros, inspectores municipales e inspectores del Ministerio de Transportes y Telecom. Luego debutará un sistema de fiscalización automatizado, a través de cámaras en pistas Solo Bus y vías exclusivas.

El Plan establece también restricciones al uso de la leña. Así, queda terminantemente prohibido el uso de leña en estufas y cocinas en todas las comunas de la provincia de Santiago (Zona A): Cerrillos, Cerro Navia, Conchalí, El Bosque, Estación Central, Huechuraba, Independencia, La Cisterna, La Granja, La Florida, La Pintana, La Reina, Las Condes, Lo Barnechea, Lo Espejo, Lo Prado, Macul, Maipú, Ñuñoa, Pedro Aguirre Cerda, Peñalolén, Providencia, Pudahuel, Quilicura, Quinta Normal, Recoleta, Renca, San Miguel, San Joaquín, San Ramón, Santiago y Vitacura, además de las comunas conurbanas de San Bernardo y Puente Alto.

En tanto, durante los días en que empeoran las condiciones atmosféricas  (Alerta Ambiental, Preemergencia y Emergencia), estará prohibido el uso de leña en toda la Región Metropolitana (Zona B), Provincias de Chacabuco, Cordillera, Talagante, Melipilla y Maipo.

“La reducción de las emisiones tiene importantes beneficios para la salud de las personas. Proyectamos que, en la RM, evitaremos más de 1.500 muertes para el 2026 y disminuiremos más de 11 mil casos entre enfermedades cardiovasculares, asma, neumonía, bronquitis, etc. que son los que requieren mayor atención hospitalaria”, indicó la Intendenta.

En cuanto a la paralización de fuentes fijas, en periodos de premergencia deben paralizar 1.300 fuentes fijas en la Región Metropolitana – es decir la mitad del total-, mientras que durante los episodios de emergencia paralizan los 2.600 que componen la lista establecimientos que no cumplen con las nuevas metas anuales de emisión presentadas en sus respectivos planes de reducción de material particulado.

“El plan de descontaminación apunta a reducir las emisiones y concentraciones de MP 2,5, el componente más dañino para la salud humana y responsable indirecto de 3.700 muertes al año, mediante el seguimiento de los niveles de contaminación, pronóstico y la toma de medidas adecuadas para evitar los altos niveles. Sabemos que puede haber un poco de desconocimiento, por eso el llamado es a informarse por las diferentes redes sociales del Ministerio de Transportes, de la Intendencia Metropolitana y otros canales informativos”, añadió Rubilar.