Menú Principal
6 de Mayo de 2016

Intervención en lanzamiento de Plan Comunal de Seguridad Pública de La Reina

[VOCATIVOS]

Para mí es muy grato volver a la comuna de La Reina. Yo toda mi vida he sido de la comuna vecina; nacido y criado en Providencia, sin embargo la vez que me aparté de mí comuna fue viviendo en La Reina un par de años, aquí cerca en la calle Las Perdices.

Y si estaba acordándome de esa experiencia de vivir un par de años recién casado y si hay algo que yo echo de menos -que vivo en una comuna tan buena como la de ustedes, bonita, agradable de vivir- pero si hay algo que se echa de menos es que yo siempre he encontrado que en esta comuna hay un sentido de pertenencia de la gente, mujeres y hombres, que hace una distinción de otras comunas de Santiago.

Desde luego se tratan por el gentilicio, reininas y reininos, y hay un cierto orgullo y defensa de los valores que representa tan bien la comuna; el verde, el tener una vida apacible, lo que decía el alcalde, en otras partes son bienvenidas las moles de cemento, aquí no es tan bienvenido eso y le encuentro toda la razón. Los automóviles que en otras partes le ponen más facilidades, me parece muy bien que piensen más en lo verde, en andar en bicicleta, en caminar, eso creo que es un valor muy importante y quería resaltarlo antes de entrar a decir un par de cosas, no quiero hacer un discurso sobre el tema de la seguridad, simplemente decir que hay ciertos lugares comunes que tienen sentido: la seguridad es una tarea de todos y todas.

Es imposible ganarle la pelea a la inseguridad si uno cree que tiene verdades absolutas y no está dispuesto a escuchar propuestas de otros. Yo soy de los que creo que esto hay que construirlo entre todos. Aquí no hay actores que sobren, es una tarea difícil, la seguridad absoluta es muy difícil, probablemente no existe en ninguna parte del mundo. Pero para mí es un desafío ir ganándole espacios a la inseguridad.

A mí me parece que la línea que está trabajando el alcalde, sus concejales y representantes del mundo vecinal es la línea correctísima; participación, tecnología, instrumentos y cuenta pública.

Cuando a uno le explican que se han constituido más de 85 comités de seguridad y se está incorporando la tecnología más moderna para poder dar mensaje temprano y respuesta rápida. Que hay una serie de planes caminando y que han contado con el apoyo del Ministerio del Interior a través de la Subsecretaria de Prevención del Delito, creo que hay una ecuación importante y creo que hay que reconocerlo.

Esta es una tarea difícil, qué duda cabe.

A mí me ha tocado trabajar mucho este tema cuando fui 12 años diputado por el distrito de al lado, Providencia. Y uno de los temas en que –no digamos especialicé, porque puedo sonar presumido de mi parte- pero que más trabajé fue en esto.

Yo siempre creí y creo firmemente que es un tema de Estado, en que no hay que dividirse políticamente por las legítimas posiciones políticas. A mi te tocó ser un parlamentario de gobierno pero también de oposición. Y en este tema siempre intenté haberlo hecho, de contribuir a las políticas públicas. Hay una serie de programas que se han mantenido, porque lo peor que le puede pasar a una autoridad política a nivel nacional, comunal o regional es creer que se empieza de cero cada vez en materia de seguridad. Aquí hay un acumulado.

Yo no tengo ninguna duda que a la persona que, en la próxima elección de octubre, los reininos y reininas reelijan o elijan como alcalde va con una base súper sólida respecto de lo que se ha hecho en seguridad pública y así hay que construir esta tarea.

En la comuna, con planes como esto, desde el punto de vista nacional creando condiciones para dotar mejor a quienes tienen la tarea principal de la lucha contra el delito. Me dijeron que aquí está el fiscal o la fiscal adjunto de Las Condes o La Reina. Ellos tienen por disposición constitucional y legal la exclusividad en la persecución del delito y me parece bien que sea así.

A ellos hay que crearles condiciones para que tengan mejores instrumentos, por eso, en una legislación que la han criticado algunos, yo la voy a defender, en la denominada agenda corta se le otorgan más atribuciones a los fiscales del punto de vista de las capacidades que tengan para la investigación, para el sitio del suceso, para poder actuar más rápidamente.

Por eso también estamos entregando más atribuciones a los entes coadyuvantes en la investigación que son Carabineros e Investigaciones. En qué sentido, en el sentido, por ejemplo, de una cosa que yo sé que es ejecutiva, pero creo que si se hace con garantías para todos, y así lo estamos construyendo, yo espero que salga la próxima semana, entregarle por qué no la posibilidad de que haya un control preventivo de identidad, si eso es en  protección de todos, eso es una buena noticia para la inmensa mayoría de los chilenos y chilenas que andamos por la calle pidiendo más seguridad, pidiendo más libertad para hacer nuestras cosas. Eso es bien importante y ocurre en muchos países del mundo.

Obviamente que garantizando los derechos de las personas que se les pide la identidad, no con fines persecutorios, sino que simplemente preacutorios. Por eso también estamos entregando, respecto de una situación bien compleja en Chile, que es que a veces penas que el legislador señala que penas complejas como los robos con violencia que ustedes, en los han bajado sustancialmente, felicitaciones, que van por ejemplo de una pena en su piso de 5 años y un techo de 20 años, el juez tenga que moverse entre ese piso y ese techo, es decir, pueda determinar porque hay circunstancias atenuantes, modificatorias de la responsabilidad penal, llegar a la conclusión que por determinadas cosas, porque es primerizo, le toca el piso: 5 años, o al contrario, porque no hay atenuantes, o porque es reincidente, le toca el techo: 20 años. O una cosa intermedia.

Esta ley lo que dice es que el juez (este proyecto de ley) se va a tener que mover entre el piso de 5 años y el techo de 20 años. Lo que no va a poder hacer, y que ocurre hoy día, es bajar del piso. Entonces, de repente hay algunos delitos que merecen penas de entre 5 y 20 años, pero por el juego de atenuantes, sin el piso mínimo que exige este proyecto, terminan en penas de 540 días.

Eso no puede ser, eso es una mala señal desde el punto de vista nacional respecto del delito que con razón preocupan la población.

Vamos a poner mayor asignación de pena a los reincidentes, vamos a elevar la penalidad de quienes atenten y creen canciones graves contra Carabineros y la PDI y vamos a probar eso y yo creo que es una buena noticia.

Si nosotros conjugamos ese tipo de noticias, más lo que se hace en las comunas y, además, somos capaces de profundizar políticas públicas de prevención del delito, profundizar cómo lo hacemos con nuestros menores que cometen infracciones de ley.

Nuestros menores, que muchas veces, es porque no han tenido ninguna oportunidad o porque han vivido en medios donde no les quedó otra cosa que el delito. A esos niños aún es tiempo de sacarlos de las carreras delictuales, para eso hay que ofrecerles mayores alternativas de las que tienen. También hay que invertir mucho en eso.

Solo esa ecuación va a permitir que lo que está pasando en La Reina pase en muchas más comunas, una comuna segura para vivir.

Muchas gracias y buenas noches.