Menú Principal
30 de Marzo de 2016

Palabras de bienvenida del vicepresidente Burgos en conferencia internacional “Estado Futuro: Innovación para las personas”

[VOCATIVOS]

A todos y todas las autoridades internacionales y nacionales, a los invitados que nos acompañan, ya Rodrigo mencionó a todas las personas que vienen. El saludo principal, esencial ya fue hecho por la señora Presidenta de la República, la acabamos de escuchar, que demuestra el compromiso y el interés que el Gobierno y ella, en particular, posee en este tipo de iniciativas. Yo creo que estas breves palabras sirvan, cómo decía, para saludar a la gente que nos acompaña particularmente a la representante de la OCDE, a los expositores de este conferencia Internacional “Estado Futuro: innovación para las personas”.

Qué duda cabe, que espacios como este, donde intercambiamos experiencias entre distintas naciones y regiones resultan, a mi juicio, muy fundamentales para el aprendizaje mancomunado en el ámbito de la innovación.
Y es que la innovación hoy día representa uno de los principales desafíos y retos para los gobiernos, para los Estados, para las naciones.

Como lo ha planteado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los gobiernos se enfrentan a nuevos escenarios y por lo tanto a nuevos desafíos sociales, económicos y ambientales, particularmente, en el sector público.

Nuevos escenarios impulsados también por las tecnologías, que han ido revolucionando la forma en que los ciudadanos interactúan con sus gobiernos, con lo público. Hoy tenemos ciudadanos más conectados, más informados, más requirentes, y eso es bueno, y organizados en nuevas asociaciones.

Por lo tanto, es en ese contexto en el que debemos trabajar a través de la innovación, dando un salto y avanzando en diferentes ámbitos, mejorando nuestra productividad económica, incentivando el emprendimiento, mejorando la calidad de vida de las chilenas y chilenos, con mejores servicios públicos.

Para el Gobierno de la Presidenta Bachelet, como ella lo decía, la innovación ha sido un área de interés y preocupación permanente. Y así lo ha expresado en diferentes ocasiones, como en esta, diciendo que la innovación, la ciencia y la tecnología son aspectos esenciales, determinantes y coadyuvantes para el crecimiento del país. El Gobierno ha dado un impulso decidido en este ámbito, pero debemos seguir trabajando para crear y fomentar una cultura de la innovación y la ciencia.

Este impulso decidido ha quedado expresado, plasmado, en la creación del Laboratorio de Gobierno, el que ha sido un ejemplo de preocupación porque exista un Estado innovador y modernizador, y oferente de un espacio de relación entre la ciudadanía y el gobierno para desarrollar, promover y facilitar procesos de innovación en servicios públicos dirigidos a las personas.

En el mes de octubre de 2015 y en febrero de este año tuve la oportunidad de conocer más en profundidad el trabajo que realiza el Laboratorio a través de Aulab.

Aquí me salgo del texto y en esas oportunidades lo que he podido es conversar en grupos más chicos con los jóvenes, que entusiasmados, bajo el patrocinio de universidades, del gobierno, han asumido este emprendimiento. Qué duda cabe que es la mejor época de la vida para pensar en el futuro. Para ser osado.

Como me acostumbré a hablar con ellos en estos conversatorios con más libertad y no con cierto protocolo que hay acá, déjenme recordar un poco ese escenario. Y cuando me senté al lado de la representante de la OCDE, yo pensaba que también cuando fui joven, uno hace cosas osadas. Por ejemplo esa escalera, que está ahí, la escalera que está fuera del Edificio Diego Portales, donde todavía hoy día hay parte del Ministerio de Defensa, en esa época estaba el Ministerio de Defensa, en los inicios de la democracia después del 90, fue una escalera que hubo que poner porque este edificio tenía un problema con su caja de escala natural, que era compleja frente a un riesgo de incendio, y los bomberos y otras organizaciones nos dijeron que había que tener alguna alternativa por más dificultosa que fuera, y era esa escalera. Y esa escalera, siendo subsecretario de Defensa, dije que había que probarla y bajé desde el 7° piso en esa escalera, algo que hoy no haría ni loco, ya en ese tiempo me dio un miedo atroz porque hay viento, osadía. No aportó mucho, pero osadía.

Y también pensaba, le preguntaba, a mi jefe de prensa, Alberto Pando, que me buscara ejemplos de cosas importantes para el mundo que han sido elementos esenciales en el desarrollo que fueron hechas por personas a edades muy tempranas. Me contaba por ejemplo que el proceso de invención de Thomas Alva Edison lo comenzó a los 20 años, ahí comenzó su proceso para después derivar en cosa aún mayores a los 30 – 32. Pasteur igual, y para qué decir respecto de innovaciones más novedosas, como el momento en que Hawking inicia sus grandes descubrimientos en la física. Es una etapa insustituible. Después vienen momentos de más moderación, prudencia, que tienen otras ventajas, pero la ventaja de la creatividad, del emprendimiento, es muy coincidente con la edad temprana.

Pero yo por ejemplo no sólo pensaba en ejemplos de cosas tan importantes como las que señalé, pensé en un ejemplo más cercano, que para mí es más cercano. Mi padre, siendo un egresado de la Escuela de Derecho en la Universidad de Chile, ustedes dirán normalmente de ahí en Pío Nono salen en otro tipo de ventajas pero no en la innovación, sí también puede salir y cosas muy pequeñas. Él con un compañero de curso, hace ya, no sé, sesenta años, decidieron que había una ausencia en Chile de una revista de jurisprudencia, que recogiera la jurisprudencia de la Corte Suprema, los fallos de la Corte Suprema, que fuera más asible, que estuviera más cerca de las personas, que no fuera un mamotreto anual como uno que había, e hicieron ese emprendimiento y hacían mensualmente una revista que recogía la jurisprudencia y hacían una doctrina de la jurisprudencia que era un elemento muy bueno para los abogados que ejercían la profesión.

Le achuntaron y durante muchos años les permitió vivir dignamente y además hacer una contribución del punto de vista del desarrollo de las Ciencias Sociales, diríamos de un instrumento de trabajo jurídico y ahí le achuntaron, pero después no le achuntaron, porque ya cuando los pilló cierta comodidad de más años no leyeron que una revista de esa naturaleza no podía sobrevivir sin incorporarse a la computación, a la red. No lo hicieron. Y la revista se murió. Entonces está lleno de ejemplos de esa naturaleza en que es la edad del emprendimiento y eso yo, cuando conversaba con las mujeres y hombres que han hecho este Laboratorio y estos trabajos a los que me han invitado era lo que rescataba, lo esencial.

Y creo que es muy importante que el Gobierno de Chile, instituciones como la OCDE, creen las condiciones jurídicas, las condiciones organizacionales, para que aquellos que quieran emprender, que quieran crear, aún a veces cometiendo errores lo puedan hacer, con el apoyo de quienes están a cargo, de los gobiernos, de los Estados.

Por eso, qué buena idea la organización de este Congreso del Futuro, qué bueno que se incorporen organizaciones públicas chilenas, internacionales, y qué bueno que creemos las condiciones para tener una tecnología, una ciencia, al final, más al servicio de las personas. De eso se trata en definitiva, y se ha tratado siempre de eso, casi desde el inicio de la historia del hombre, en hacer la vida más fácil, para todos y todas.

Muchas gracias.